Imagen de previsualización de YouTube

La historia es sencilla, el papa llega con el auto nuevo, un mustang 07`, recién comprado, U$ 50.000 de poder, toda la familia lo sale a ver, pero el papa piensa mal y deja que el hijo de 14 años se suba al asiento del piloto, con las llaves puestas, y para peor el mustang es manual, algo totalmente desconocido para el gringo promedio, el resultado, solo veanlo.

La enseñanza, no dejen que niños menores de 25 años suban y menos intenten manejar un auto deportivo.