Ya sabemos que a esta chica la siguen periódicamente 20 paparazzis, vaya donde vaya, haga lo que haga, y ya esto todos lo saben, es por ello que la revista Radar le hace una entrevista y conversan sobre su relación con los paparazzi, y que mejor para llamar la atención del publico que Lindsay Lohan con un arma, de hecho lo único que le falta para convertirse en un gansta rapper, es una detención por porte ilegal de armas, porque las drogas, el sexo y las fiestas ya la igualan a cualquier rapper de la talla de Snoop.