Lindsay Lohan parece olvidarse de lo mal que lo ha pasado en estos últimos meses, para eso debe botar o mas bien sudar, todas aquellas sustancias que le intoxicaron el cerebro. Todos sabemos que eso no ocurrirá, al menos no en su 100% y si Lindsay Lohan no sabía las mujeres tienen efectos adversos tras el consumo de marihuana y de alcohol.

Lo que si sabemos es que le gusta el ejercicio, y que mientras mas rubia mejor provecho saca a esos escotes. La orgasmica actriz no lleva el brazalete que antes le vimos, tal vez se libro finalmente de la condena dando unos cuantos millones a un juez de Los Angeles y asegurando su retiro. O tal vez lo lleva escondido en alguna cavidad.
Me imagino lo que esta pensando el cabeza de musculo que va atrás de ella: -Jaja!, ¡voy mirando la silla ensartada en el trasero de Lindsay y ustedes no, tontos muéranse de envidia!-.