Hace tiempo que no veíamos un nuevo set de fotos de Linsay Lohan en una producción para una revista, día tras día la veiamos en sus clásicas fotos en bikini en alguna fiesta o en alguna practica algo extraña, aunque nunca se dejo de ver mal. Pero esta vez se ve harto mejor, y no parece ser una muchacha con problemas de alcohol y drogas, aunque como muchos dirán, el Photoshop puede ayudar bastante.