hugh.jpg

Ya varias veces Hugh Grant ha reaccionado contra los paparazzis, aunque tiene motivos para reaccionar, luego de que hace unos años atrás lo pillaron con una prostituta en un auto, aunque no lo fotografiaron, lo comenzaron a seguir, haber si cometía otro error.

El asunto de hoy es que el martes recién pasado aburrido de que lo siguieran, pateo y le arrojo un pote con porotos, al paparazzi Ian Whittake, el cual luego lo denuncio a la policía y lo detuvieron por sospecha de agresion, aunque no le presentaron cargos, paso un buen rato en la comisaria.

Así que ya los paparazzi no lo quieren, algo malo para el, ya que constantemente lo seguirán, para tomar su foto mas escandalosa, sin importar como la consiguen, y si no me creen que estos caballeros lo odian, la foto que les dejo refleja claramente el sentimiento de este grupo de trabajadores.

Mas info | CNN