Los pechos de una mamá siempre crecen porque comienzan a desarrollarse las glándulas mamarias, que generaran el calostro y luego la leche rica en proteínas. Pero una mamá que tiene implantes de silicona aparece con dos pelotas y las pelotas no son sexys. Aun así son los famosos pechos de Christina Aguilera, con ese protuberante escote que a ojos de muchos puede despertar la libido de muchos.
Y como siempre ese gran guardaespaldas que la amarro con el anillo de oro que portan en su anular. Si el feo de Jordan Bratman, hablar de ese hombre me da rabia, que injusta es la vida ¿no?