No es de extrañar que ya la comparen con prostitutas o con semejantes mujeres de barrios populares. Britney ya perdio toda orientacion en su estilo de vestir, antes era una princesa, esa princesa ahora parece que perdio su reino sus plebeyos y ahora debe subsistir entre el perraje vendiendo su cuerpo al mejor postor. Menos mal que es solo un juicio desatinado por el cambio en su apariencia, ¿o no sera tan desatinado?
Cualquier cosa buena que se piense de ella esta dispuesta a destruirla al segundo, asi que si van a pensar algo lindo de Brit Brit, no lo hagan no queremos que caiga más bajo.