Sip, como leen le denegaron el paso a un evento. Esta tan mal catalogada ahora en Hollywood que hasta los restaurantes se atreven a negarle algo, tan simple y tan humillante como no dejarla pasar.
Pero como no podrías enterarte sino fuera gracias a los paparazzis aduladores, que destruyen a Britney como a nadie grabando cada segundo de su misera vida y lamiendole los pies para que ella los acepte como amigos.
Pobre, pobre.


Imagen de previsualización de YouTube